lunes, julio 05, 2004

Agujero, infierno. (No poema 1)
la más pura humillación es esta puta patria
todos sus hijos mueren sin voz, pero con voto.Con votox.
Un milagro doméstico al alba, sólo esa configuración de fantasía ante mí
para sostener esta base con la que rasguño el pajar y me muero de mala suerte al enterrarme la aguja.

He sido un hombre de poca fe, me ocurre la vida y a cambio violo todo precepto de la sencillez.
Hablo de volver al punto medio y tener que observar el espejo para venderme a las preguntas fundamentales de la existencia.
¿Quién aprende a pulir el hambre con los dientes del otro?
No escucho, no veo, no creo, no quiero pensar en que pienso.

Encontrarme en el aire, dando vueltas, saber que es el humo del cigarrillo donde se esconde el alma.
Olvidar el liviano cruce entre la memoria y el olvido.
Fugaz. Etéreo. Disperso. Como la palabra en sí, sumisa, susceptible a ser oculta, anónima, parcial.
Hablo de que no hablo en este abismal encuentro de la no memoria. El remitente de este paladar se retuerce de probar el amargo sabor de la victoria.

2 comentarios:

EnigmasExpress /Gandica dijo...

Error de fondo, que a veces parece la vida.

Julio dijo...

Quihúbole, Zerk. Salud por eso de "Encontrarme en el aire, dando vueltas, saber que es el humo del cigarrillo donde se esconde el alma."
Saludos